Subastas de Energía, Nuevo Concepto para las Renovables

El gobierno mexicano se ha fijado por ley que para el 2024, el 35 por ciento de la energía eléctrica sea mediante energías renovables, puesto que en la actualidad el 80 por ciento que se produce es a base de fuentes fósiles.

La gran mayoría de las 103 empresas que concursan en la primera subasta de energía eléctrica en México ofrecen producir electricidad mediante proyectos eólicos y solares, dijo hoy miércoles el organismo controlador de energía.

El subdirector de Operaciones del Mercado del Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), Erith Hernández, señaló que al menos el 52 por ciento de los licitantes de la subasta son centrales de energía solar y 46 por ciento de energía eólica, mientras que un número reducido de otras fuentes renovables.

La subasta de energía eléctrica de largo plazo, que arrancó en noviembre de 2015, es la primera que se realiza tras la reforma energética de 2014 que abrió el mercado energético a inversiones privadas mexicanas y extranjeras tras casi 80 años de permanecer en manos del Estado.

“Del total de la oferta que hemos recibido, poco más del 52 o 53 por ciento son ofertas de centrales de energía solar y por ahí del 46 por ciento son de energía eólica, el resto, un poco, son de cogeneración”, dijo Hernández durante su intervención en un panel del congreso “México Wind Power 2016″.

Algunas de las empresas licitantes cuentan con centrales de producción nuevas, mientras que otros proyectos están en construcción o reacondicionamiento, agregó el funcionario.

Hernández indicó que el número de licitantes que concursan por contratos para vender potencia instalada, energía eléctrica, y Certificados de Energías Limpias (CEL) rebasó las expectativas que tenía el gobierno federal previo a inciar el proceso, que culminará el 31 de marzo.

Los participantes, en conjunto, presentaron 468 ofertas técnicas que suman 830 megawatts de potencia, 102 millones de megawatts hora de energía y 109 millones de CELS, recordó Hernández.

Las empresas ganadoras de la subasta venderán la energía a la Comisión Federal de Electricidad, que como empresa productiva del Estado es, por ahora, la única entidad en el país que comercializa la electricidad a usuarios residenciales y comerciales.

 

Como única compradora, la CFE fijó el 26 de enero que su oferta de compra dentro de la subasta consiste en 500 MW de potencia, 6,3 millones de MWH de energía y 6,3 millones de CELS para cubrir sus necesidades de energías limpias.

“La subasta está bastante concurrida y eso es bastante bueno”, manifestó el subdirector de Operaciones del Mercado del CENACE.

Un equipo de especialistas en economía, administración, derecho e ingeniería analizan las propuestas ofrecidas por los licitantes de la subasta, que actualmente se encuentra en su fase de precalificación de proyectos, agregó Hernández.

Con una capacidad de generación de 16.953 MW al primer semestre de 2015, las energías renovables representan el 25 por ciento del total de México, según cifras de la Secretaría de Energía.

Actualmente, México cuenta con 38 proyectos eólicos, la mayoría de ellos establecidos en el sureño estado de Oaxaca.

 

Fuente: www.evwind.com