Mitigar el Efecto Invernadero es un Negocio (IBERO)

Al menos 5 mil millones de toneladas de emisiones de carbono en el mundo pueden ser reducidas sin costo y, mejor aún, haciendo negocio, pues dentro del portafolio de proyectos para mitigar el efecto invernadero el más rentable se relaciona con temas de bioclimática ligados a la arquitectura de los edificios, dijo el doctor Alejandro Guevara Sanginés, Vicerrector Académico de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

La reducción de emisiones de carbono, equivalentes a 25 mil millones de toneladas, se debe hacer para que no siga subiendo la temperatura, porque “literalmente el mundo se está derritiendo”, destacó Guevara, economista especializado en temas medio ambientales, durante la inauguración en la Ibero del “1er. Coloquio Internacional: la bioclimática en AUSJAL!”.

La maestra Carolyn Aguilar Dubose, directora del Departamento de Arquitectura, explicó que la realización del simposio obedece al compromiso que la Ibero e instituciones de la Asociación de Universidades Confiadas a la Compañía de Jesús en América Latina (AUSJAL) tienen a favor de mejorar el entendimiento de las características de las diferentes zonas climáticas de los 14 países latinoamericanos en los que se insertan estas 31 instituciones de educación superior, entre ellas la Iberoamericana.

El coloquio también llevará esta comprensión a un nivel más amplio, por medio de la cooperación en la construcción de metodologías de enseñanza y práctica en el diseño del hábitat humano, para que éste sea más respetuoso con el medio ambiente y más apropiado a las necesidades de la gente, sobre todo de quienes viven en la precariedad, que son las mayores víctimas del cambio bioclimático.

Aguilar explicó que la bioclimática es una forma de abordar el diseño arquitectónico, apegada a la inversión de menores recursos en tecnología y materiales. “A ello se suma una inteligencia sobre las oportunidades que brinda cada zona climática; desde el punto de vista de orientación, asoleamiento, vientos, topografía, vegetación, materiales y destrezas locales. Y sobre todo, a las condiciones sociales y económicas de los grupos sociales a los que damos servicio”.

El coloquio pretende cumplir los siguientes objetivos: innovación pedagógica, nuevos alcances en difusión del conocimiento, creación de líneas de investigación, abrir la posibilidad de realizar proyectos conjuntos, generar una prospectiva de la bioclimática en cada institución, y estrechar la comunicación y vinculación entre las instituciones que integran AUSJAL, para trabajar temas comunes.

Bioclimática con preocupación social

El maestro David Fernández Dávalos, Rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, durante la bienvenida que dio a todos los participantes del “1er Coloquio Internacional: la bioclimática en AUSJAL”, expresó que esta actividad fortalece los lazos de las escuelas de arquitectura de las universidades hermanas que integran la red de la Asociación de Universidades Confiadas a la Compañía de Jesús en América Latina, y permitió reunir a connotados arquitectos y urbanistas.

La reunión tiene como fin conocer el estado del arte de la bioclimática en la red AUSJAL, ver qué se está haciendo, qué avances se tienen, en qué se puede colaborar y hacia dónde se pueden enfocar los esfuerzos. “Queremos hacerlos coincidir y hacer alianzas en torno a este tema tan importante y sensible para nuestros países, y en general para el mundo, en este momento de incertidumbre y de cambio climático”.

El Rector añadió que con este coloquio se quiere generalizar la cultura de sustentabilidad desde la arquitectura y desde el urbanismo, ayudar a diseñar espacios sustentables que reduzcan la huella ecológica de las personas, que procuren el bienestar de los usuarios, y que atiendan las necesidades particulares y sociales.

Destacó que con este coloquio las universidades de AUSJAL quieren hacer coincidir a sus programas educativos con una ecología integral y humanista, que atienda a todas las dimensiones críticas, para que la bioclimática realmente transforme el modo en que nos relacionamos con la naturaleza y la sociedad.

“Por eso para nosotros es importante compartir lo que estamos innovando en nuestra enseñanza, lo que estamos investigando, lo que queremos hacer y hacia dónde queremos caminar; queremos una bioclimática con preocupación social”.

En el “1er. Coloquio Internacional: la bioclimática en AUSJAL” participaron directivos y académicos de arquitectura de la Universidad Iberoamericana campus Ciudad de México, Tijuana, Puebla y León; el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), la Universidad Loyola del Pacífico, la Universidad Rafael Landívar (Guatemala), la Pontificia Universidad Católica del Ecuador y la Pontificia Universidad Javeriana de Cali (Colombia).

Fuente: Energíahoy